Portada

ESTE BLOG SE DEDICA A COMPARTIR OPINIONES Y RECOMENDACIONES ESPECIALMENTE SOBRE LITERATURA ROMÁNTICA, HISTÓRICA Y ACTUAL. EN NINGÚN CASO, EL CONTENIDO DE ESTE ESPACIO TIENE COMO FINALIDAD EL ÁNIMO DE LUCRO. LEE, DISFRUTA Y OPINA!
Mail de contacto: vomitandomariposasmuertas@gmail.com

Agradecer al gran compositor IVAN TORRENT, que me haya permitido compartir su maravillosa música en este espacio con todos vosotr@s. Gracias infinitas.


''La gente que conoce y ama los mismos libros que tú, tiene un mapa directo a tu alma.''

lunes, 6 de junio de 2016

Mar abierta - María Gudín

                         Un sol cegador entra a raudales cuando la esclava y curandera Josefina descorre con energía los cortinones. Fuera, en ese luminoso abril de 1655, la ciudad colonial de Santo Domingo rebosa un bullicio y una alegría que no se respiran en la habitación en penumbra donde se refugia Catalina de Montemayor y Oquendo. Pero ¿qué sabrá la criada de esta joven que vive en silencio, sumida en sus recuerdos, desde que llegó a la isla de La Española? ¿Qué historia guarda para sí? Una historia que arrancó en Sevilla, en 1638, cuando Catalina, entonces una niña, y su madre Isabel de Oquendo, hija y nieta de almirantes vascos, se embarcaron en un galeón para reunirse en el Nuevo Mundo con un padre y un marido al que no veían desde hacía años. El destino quiso que terminasen en Londres, retenidas a la fuerza. Una historia que prosiguió en Oak Park, la Casa del Roble, propiedad de los Leigh, donde Catalina fue acogida como una más y encontró al mejor compañero de juegos posible: Piers, el hijo menor de la familia. Juntos habían buscado a los fantasmas que, se decía, recorrían la mansión las noches de luna llena. Juntos se habían escapado a la cercana ensenada, desde la que se divisaba una mar abierta, indomable, por la que ambos soñaban navegar algún día. Y juntos habían crecido, hasta que una guerra fratricida los separó. Con una prosa cautivadora y un ritmo imparable, Mar abierta nos sumerge en la apasionante historia de dos niños que prometieron estar juntos para siempre, en una mansión llena de pasadizos y secretos en la Inglaterra de Carlos I Estuardo, en una guerra cruenta que dividió un país y sus familias, y en un Caribe infestado de bucaneros y corsarios donde algunos hombres no olvidaban lo que significaba el honor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina, comenta, comparte!

Comenta

Comenta!

Comenta!