Portada

ESTE BLOG SE DEDICA A COMPARTIR OPINIONES Y RECOMENDACIONES ESPECIALMENTE SOBRE LITERATURA ROMÁNTICA, HISTÓRICA Y ACTUAL. EN NINGÚN CASO, EL CONTENIDO DE ESTE ESPACIO TIENE COMO FINALIDAD EL ÁNIMO DE LUCRO. LEE, DISFRUTA Y OPINA!
Mail de contacto: vomitandomariposasmuertas@gmail.com

Agradecer al gran compositor IVAN TORRENT, que me haya permitido compartir su maravillosa música en este espacio con todos vosotr@s. Gracias infinitas.


''La gente que conoce y ama los mismos libros que tú, tiene un mapa directo a tu alma.''

jueves, 9 de enero de 2014

En alas de la seducción - Gloria V. Casañas

http://p1.trrsf.com/image/fget/cf/301/401/images.terra.com/2013/03/06/9789875668737.jpg
En un rincón remoto de la Patagonia argentina un hombre se oculta del mundo y, sobre todo, de su pasado. Newen Cayuki, por cuyas venas corre la sangre de los bravos indios tehuelche, sabe que los dioses le han negado todo, incluido el amor. Pero lo que nunca imaginó es que la maldición tomaría la forma de una hermosa mujer blanca, ni que su encarnizada lucha contra ella acabaría en la derrota más dulce, la de la rendición por amor. Cordelia no tiene otro propósito, al negar a ese lugar en el fin del mundo, que ayudar a su querido hermano gemelo. Llevada por su audacia, pensó que la misión sería fácil, pero no contaba con la presencia imponente de aquel bárbaro que la intimida, la repudia y parece odiarla por alguna oscura razón.

Cordelia y Newen pertenecen a dos culturas totalmente distintas, sus mundos no comulgan en esta tierra. Sin embargo, nada podrá romper el lazo invisible que se crea entre ellos. Y como una bendición, la magia ancestral de los antiguos, bajo la sombra de las alas del cóndor de los Andes, los ayudará a desenredar la maraña de sentimientos que ata sus corazones. En alas de la seducción es la primera novela de Gloria V. Casañas, quien se revela en esta obra como una verdadera artesana en el arte de narrar historias románticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina, comenta, comparte!

Comenta

Comenta!

Comenta!