Portada

ESTE BLOG SE DEDICA A COMPARTIR OPINIONES Y RECOMENDACIONES ESPECIALMENTE SOBRE LITERATURA ROMÁNTICA, HISTÓRICA Y ACTUAL. EN NINGÚN CASO, EL CONTENIDO DE ESTE ESPACIO TIENE COMO FINALIDAD EL ÁNIMO DE LUCRO. LEE, DISFRUTA Y OPINA!
Mail de contacto: vomitandomariposasmuertas@gmail.com

Agradecer al gran compositor IVAN TORRENT, que me haya permitido compartir su maravillosa música en este espacio con todos vosotr@s. Gracias infinitas.


''La gente que conoce y ama los mismos libros que tú, tiene un mapa directo a tu alma.''

jueves, 14 de abril de 2016

ROMÁNTICA CON R - Hoy entrevistamos a... Celia Velasco-Saorí

Hoy vamos a conocer un poco más a la autora Celia Velasco Saori. Esta polifacética madrileña, mallorquina de adopción, está vinculada al mundo de la Comunicación desde hace más de veinticinco años en su condición de redactora, locutora, editora, publicista, organizadora de eventos, jefa del gabinete de prensa de importantes empresas y un largo etc.
Sus novelas hasta la fecha, destacan por tocar temas delicados o poco expuestos dentro de la novela romántica. Trata el sexo de forma libre y sin tapujos, sin florituras, y representa en estas historias, a mujeres que buscan su sitio descubriendo su propia sexualidad. Charlamos con ella, y nos contó cosas realmente interesantes y nos habló de su último proyecto.



- Buenas tardes Celia, agradecerte en primer lugar tu disposición para realizar esta pequeña entrevista. Siendo tan polifacética y con una vida profesional ligada a la comunicación y las letras, ¿en qué momento decidiste comenzar a escribir novela?
Todo tiene un por qué. Caí en una fuerte depresión al tener que cerrar mi empresa de Comunicación cuando se inició la crisis, pues me dejaron a deber una importante cantidad de dinero, obligándome a despedir e indemnizar a 18 trabajadores, y pagar a mis proveedores. Pasé unos meses de psiquiatras, psicólogos, y sin ganas de levantarme de la cama, hasta que, gracias a mi marido, que fue quien me empujó a escribir, me inicié en este bello oficio. Siempre había tenido facilidad para ello, me gustaba, y estuve diez años siendo redactora de prensa. Y sin darme cuenta, empecé a escribir historias que me salían del alma, dedicándole más de 12 horas cada día. Esa fue mi válvula de escape.
- Eres una autora auto publicada, que se encarga absolutamente de todo el proceso relativo a sus novelas: corrección, edición, impresión, distribución… Un trabajo laborioso pero con el que estás consiguiendo unos resultados magníficos. ¿Crees que mantener el control sobre tus obras te ha proporcionado libertad para escribir lo que quieres y como lo quieres? ¿Lo cambiarías en pos de comodidad?
En absoluto. Disfruto creando historias en las que van surgiendo los personajes, y, entre todos, vamos dándole forma hasta finalizarla. Me gusta controlarlo todo, supervisar hasta el último detalle, creo que no sabría escribir “por encargo”. Empiezo y termino cuando quiero. Pongo la portada que más me gusta. Sale al mercado en el momento que yo decido… Han sido varias editoriales las que se han puesto en contacto conmigo para publicar alguna de mis obras, pero sé que como yo misma ninguna le pondría el mismo cariño y esfuerzo en promocionarla, aunque entiendo que si una buena editorial cree en ti, puedes traspasar fronteras, mi meta no es la de poder vivir de la escritura, sino de que mis novelas lleguen al corazón del lector, y que este la viva con la misma intensidad que yo lo he hecho al narrarla. Como editora de mis propias obras, no tengo capacidad para hacer un gran número de ejemplares, pero he podido comprobar que cuando la presento “en sociedad”, ya cubro casi lo invertido en su edición, pues afortunadamente son muchos los seguidores que tengo y no se pierden una. Después voy haciendo pequeñas presentaciones, casi cada mes, en lugares a los que me llaman, a fin de mantener un coloquio con los lectores sobre la novela. También están a la venta, a través de una Distribuidora, en todas las librerías de las Islas Baleares y en los Centros de El Corte Inglés, con lo que puedo llegar a toda España. Y he tenido que subirlas a Amazon, a fin de poder llegar a los seguidores que tenía de otros países, principalmente de Latinoamérica.
- Tu debut fue con Los atardeceres de Júlia. En ella nos sorprendes con una historia romántica cargada de drama y tragedia. La historia de una mujer que para encontrarse a sí misma, se zambulle en una espiral de sexo y erotismo desenfrenado. Una novela erótica pero contada de una forma muy diferente a la que estamos acostumbradas a leer dentro del género. ¿Qué supuso para ti esta novela? ¿Crees que existen muchas Julias en nuestra sociedad?
No puedes imaginarte cuántas se han identificado con Julia. Es una historia inventada en su totalidad, pero puede ser real como la vida misma. Solo tienes que mirar los cientos de respuestas de lectoras que he recibido (y algunos hombres), y que sigo recibiendo. Es una bella historia de amor, el de una mujer que, tras haber contraído matrimonio con el hombre que decidieron sus padres y haber tenido tres hijos, cuando ellos abandonan el hogar al casarse, se encuentra sola, momento en el que se da cuenta de que como mujer no ha vivido en absoluto, y encuentra, por casualidad, el gran amor de su vida descubriendo por primera vez lo que es la pasión. Después, como la vida no es tan “rosa” como la suelen pintar en las novelas románticas, ocurren las tragedias a las que todos estamos expuestos.
- En tu siguiente proyecto, sexoenlared.com, nos metiste de lleno en el mundo del sexo virtual. No sólo nos lo descubres, sino que presentas la novela también, como una terapia que puede ayudar a ciertas parejas a replantearse su vida sexual y sentimental. Una novela arriesgada, en la que el trabajo de documentación fue muy minucioso, experimentando incluso, dentro de este tipo de foros para hacer más creíbles a los personajes. ¿Cómo fue adentrarse en un tema tan desconocido y lleno de tabúes? ¿Nos puedes contar alguna anécdota ocurrida en esta etapa?
Sexoenlared.com ha sido la novela que más trabajo me ha costado escribir. Principalmente, porque a mí me gusta dejar volar mi imaginación y construir un cuento. Y en esta novela, la protagonista (que es imaginada, al igual que su vida personal), es una escritora de novela romántica de gran éxito, a la que su editora le pide escribir una novela erótica alejándose de lo establecido hasta la fecha: nada de hombres treintañeros, millonarios, guapos… que finalmente se enamoran de una chica de clase inferior, se casan, tienen sus hijos, son felices y comen perdices… Y para conseguirlo, no se me ocurrió más que ir en busca del hombre real, el que se mete en las webs de sexo buscando una cita clandestina. Me hice varios perfiles y me puse manos a la obra. Muchos cientos fueron enviados a la papelera porque eran de los que entraban a matar: “aquí te pillo, aquí te mato”. Y yo necesitaba hombres cultos, educados, que supieran redactar la historia que les pedía: conquistarme a través de un intercambio de emails, en los que se imaginaran cómo sería nuestro primer encuentro. En esos emails debía haber desde romanticismo, hasta pasión sin límites. La dificultad que encontré fue tener que ponerme a su altura a la hora de contestarles, pues eran muy buenos, y me demostraron grandes dosis imaginativas. Ellos, por su parte, tampoco entendían que una mujer de mis características (las que yo les decía, y principalmente, lo que les pedía), buscara una cita en este tipo de páginas, por lo que estaban encandilados, y cayeron en mi tela de araña. Sufrí, me excité con sus mensajes, y me sentí culpable por estar engañándoles, ya que esa cita que tanto se estaban trabajando, nunca llegaría a producirse. Pero me quitaba esa culpa de encima, dándome cuenta que hay que buscar canales de investigación para el fin que te propones, y el mío era ese.
- Con tu último proyecto, del que ya nos dejas caer a cuentagotas algunos retazos, Don Isidoro, realizas un cambio de tercio y te adentras en un tipo de novela totalmente diferente a las anteriores. En las redes, el protagonista nos va contando pensamientos, deseos y sucesos de su vida que, por lo que parece, ha sido intensa y muy rica en experiencias. ¿Quién es don Isidoro y qué va a contarnos? ¿Cuándo podremos conocerle?
“DON ISIDORO: vivir el presente recordando el pasado” Es un octogenario que está anclado en su pasado. Nace en Madrid en 1910, en una familia de alta alcurnia, por lo que vivió muy bien, y en una época de grandes cambios, pasando por una guerra civil y una postguerra. Jugador, amante de los cabarets y mujeriego, a su vejez, habiéndose lapidado la fortuna familiar, solo le queda un edificio en pleno corazón de Madrid. Él vive en el ático, y tiene alquilados los otros cuatro pisos. Cada uno de sus inquilinos tiene una vida apasionante, siempre vinculada de alguna manera con su casero. Su único entretenimiento es ir cada noche a un club donde cuenta a las chicas lo que había sido su vida. Una vida apasionante que, para muchos serán recordadas, y para otros, sorprendentes por no haberlas ni vivido, ni siquiera escuchado. Hay secuestros, buenos y malos, historias de culturas de antaño, nos habla del París bohemio que conoció cuando se refugió con su madre durante la guerra en España… Es una historia apasionante.
- Aunque actualmente estás inmersa en este último proyecto, ¿tienes ya en mente un siguiente? ¿Nos puedes avanzar algo?
Tengo escritas tres novelas más. Una, que será la próxima que publique, tras la de DON ISIDORO, es la de una psicóloga que trabaja en un centro penitenciario, y de las otras no puedo adelantarte nada, pues no quiere decir que, entre tanto, se me ocurra, en una noche de insomnio, algo nuevo.
- Por último y para finalizar esta charla, ¿cómo definirías tus obras y con qué argumento intentarías tentar a un lector para que disfrutara de ellas?
Siempre improviso. Nunca me he hecho un boceto de ninguna de mis novelas. Un día me siento delante del ordenador, y sale lo que sale. Y, como te decía al principio, son los propios personajes que van surgiendo, los que me ayudan a construir una historia.

Tras agradecerle a la autora su tiempo y amabilidad, yo os recomiendo que os dejéis tentar por la lectura de sus obras, os vais a llevar una grata sorpresa.




3 comentarios:

  1. Celia es una encantadora escritora y persona, que utiliza un lenguaje elegante, sutil y sugerente; llena de detalles en sus descripciones. Es un lujo leer sus letras.

    ResponderEliminar
  2. Doña Celia, al paso que va vuestra merced, superará a Pérez Galdós. ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestras palabras. Si los lectores supieran lo que significa para un escritor conocer su opinión, seguro que no les importaría dedicarnos unos minutos. Besos.

    ResponderEliminar

Opina, comenta, comparte!

Comenta

Comenta!

Comenta!